Vida Religiosa

¿Te interesa compartir nuestra espiritualidad? ¿Crecer en tu vida interior? ¿Pertenecer a esta familia religiosa? ¿Sentir con otros que la fraternidad es posible? ¿Participar en los Pequeños Proyectos?

Ser para el mundo, en el mundo… sin ser del mundo. SER UNA HERMANA: Es dar respuesta a un llamado. Un comienzo de un camino que “se hace mientras voy”.

¿Y cómo me doy cuenta si estoy llamada a ser hermana?

Una de las formas de darse cuenta es reconocerlo en estas u otras señales: El llamado es como…

  • Un deseo, un anhelo que se hace más fuerte cuando estoy en silencio.
  • Una agitación que viene una y otra vez y no me deja en paz.
  • Una intuición: Dios me quiere y me necesita para algo.
  • Un sentido de presencia de Dios, de amor y paz dentro de mí.
  • Sensación de no pertenencia al lugar donde estoy, una sensación de que mi lugar es otro.
  • Una atracción hacia Dios y a las cosas de Dios muy fuerte.
  • Jesús me mira amorosamente y me pide que lo siga.
  • María me toma de la mano y me lleva hacia su Hijo.
  • Un riesgo que elijo para mí. Una fuente de gracia que yo mismo no me atrevo a beber.
  • Una fuente de amor incondicional de Dios que puedo aceptar con las manos abiertas. Una confianza plena en Jesús.
  • Una búsqueda de momentos de contacto y oración silenciosa.

Mails de contacto:

asociacionjosefina@gmail.com

info@pequeñoproyecto

WhatsApp:

+39 3317086558 Hermana Maggiorina

Facebook:

https://www.facebook.com/pequeno.proyecto/ 

Vida Consagrada

Hay personas que desean vivir su vida cotidiana, desde una espiritualidad comprometida, realizando sus tareas habituales teniendo a Jesús como centro de sus vidas, sin dejar de lado su vida familiar y social y manteniendo el estado civil que tienen.

Cada instante es para Dios y para el querido prójimo, ellos viven en el mundo y son laicos consagrados.

Amigos del Pequeño Proyecto

¿Te interesa compartir nuestra espiritualidad?

¿Crecer en tu vida interior?

¿Pertenecer a esta familia religiosa?

¿Sentir con otros que la fraternidad es posible?

¿Participar en los Pequeños Proyectos?

Misioneros

La misión es anunciar el evangelio con palabras y obras. Un auténtico cristiano desea que Dios llegue también a los demás. Un misionero o misionera se apasiona por hacerlo. Requisitos:

  1. Disponer de una semana o más, para salir a evangelizar.
  2. Tener manejo de la Biblia.
  3. Asistir a un curso de formación.
  4. Saber trabajar en grupo.

JESÚS NOS LLAMA A PROCLAMAR SU PALABRA

Voluntarios

Son quienes se comprometen a aportar su tiempo para realizar diferentes tareas en cada una de las comunidades, en forma continua y programada. Para ser voluntaria o voluntario se requiere: • Ser desinteresado: el voluntario no persigue ningún tipo de beneficio ni gratificación por su ayuda. • Ser intencionado: el voluntario persigue un fin y un objetivo positivo (buscar un cambio a mejor en la situación del otro) y legítimo (el voluntario goza de capacidad suficiente para realizar la ayuda y de cierto consentimiento por parte del otro que le permite que le ayude). • Responde a una necesidad real del beneficiario de la misma. No es un pasatiempo ni un entretenimiento sin más, sino que persigue la satisfacción de una necesidad definida previamente. • Requiere un tiempo programado y compromiso • No hay requerimientos de edad, ni de sexo o estado civil.

TU TIEMPO BIEN ADMINISTRADO PUEDE SER IMPRESCINDIBLE PARA QUE OTRO PUEDA…

Colaboradores

Son quienes se acercan a aportar su tiempo para colaborar en las tareas de cada una de las comunidades, en forma libre cuando pueden hacerlo. Hay colaboradores que traen elementos (ropa, calzado, utensilios, medicamentos, alimentos, materiales) que no utilizan o que han comprado PARA DAR. Otros colaboradores donan su tiempo para ayudar en eventos, despacho de materiales, arreglos en general.

LO QUE YA NO USAS PUEDE SERVIRLE A OTRO – TU TIEMPO PUEDE SER MUY IMPORTANTE