Orígenes

Francia: Ciudad natal del P. Jean Pierre Médaille

 

Padre Jean Pierre Mèdaille, sj. (1610 – Billom, Francia, 1669). Era el tercero entre 8 hermanos. De los 59 años de vida, 43 transcurrieron en la Compañía de Jesús. Además de Apóstol y Santo, como lo llamaban en su época, podemos decir que el sacerdote jesuita Padre Jean Pierre Mèdaille fue un visionario, un gran soñador inspirado en la contemplación de la Eucaristía.
De su sueño existen hoy numerosas casas, en 55 países con presencia en los cinco continentes, con más de 18.000 hermanas y más de cien mil laicos colaborando, de todas las edades. Todos ellos hacen de este mundo un planeta más habitable.
El padre Jean Pierre, misionero y religioso no común, de gran talento para conducir almas, viendo las acuciantes necesidades de su tiempo, confía al Obispo de Le Puy, Monseñor Henry de Maupas, su “Pequeño Proyecto”. Hacia el 1600, la vida de las religiosas era exclusivamente claustral, no podían salir de sus conventos. Misionando, el Padre descubrió a muchas jóvenes y viudas deseosas de asistir y brindar servicios al prójimo.
Con la ayuda de la Gracia, se animó a dar un gran paso, un verdadero desafío a las costumbres de su época fundando en 1650, en Le Puy, Francia, la Congregación de Hermanas de San José, religiosas de vida activa o sea hermanas dedicadas al servicio del querido prójimo. Se formaron pequeños grupos que compartían el mismo ideal: consagrarse a Dios, vivir con la gente y satisfacer las necesidades de los más pobres. Estas mujeres se dedicaron a la atención de enfermos, ancianos, huérfanos, presos, instrucción de jóvenes, orientación espiritual. Su trabajo aliviaba el sufrimiento humano.
El Pequeño Proyecto del Padre Jean Pierre Mèdaille fue puesto bajo la protección de San José, poniendo de relieve sus virtudes de sencillez, abandono en la Providencia, fe inquebrantable, humilde servicio cordial y silencioso a María y a Jesús. Este Pequeño Proyecto se multiplicó rápidamente y trascendió a través de los tiempos. Hubo épocas de muerte, persecución y barbarie, las hermanas entregaron sus vidas, otras tuvieron que volver a sus lugares de origen. El padre dejó escritos varios textos, dirigidos a la formación de las hermanas y de los laicos que participaban de esta espiritualidad. La Congregación tuvo nueva vida por la acción inspirada de la Madre San Juan Fontbonne. Así, una de las ramas, desprendidas del árbol francés llegó a Pinerolo, Italia en 1825.

 

Barco Anna “C”- 1957 | Llegada del segundo grupo de hermanas

Un grupo de hermanas comprometidas en llevar con espíritu misionero, la semilla de la evangelización y del servicio al prójimo se desplazó en una larga travesía en barco, a la Argentina en el año 1952, para atender madres solteras menores de edad, en el Amparo Maternal.
La atención de los niños y sus madres se vio enriquecida por la fundación de un Jardín Maternal que se llamó “Brotecitos”, donde se brindó educación inicial también a los niños del Barrio de Nuñez.
Los niños del Amparo Maternal recibieron también cuidados básicos de su salud. Las hermanas guiaron a las jóvenes e inexpertas madres.
Además, cumplieron en el Barrio una tarea apostólica y de formación en los valores de vida cristiana.

Confianza

de Jean Pierre Mèdaille

El sueño de Dios

de Jean Pierre Mèdaille

La Esperanza

de Jean Pierre Mèdaille

Palabras desde el silencio

de Jean Pierre Mèdaille.